Tarta saludable de fresas y manzana

Tarta saludable de fresas y manzana

Si quieres cuidar la línea pero no renunciar al postre, te traigo la receta que no podrás parar de elaborar, una tarta de fresas y manzana de lo más saludable. Sencilla y rápida, apta para deportistas, celíacos, alérgicos al huevo, diabéticos. La opción perfecta para mantener la línea sin dejar de disfrutar de un postre. ¡Toma nota de esta tarta de fresas y manzana macrobiótica!

Tarta saludable de mijo, fresas y manzana
Tarta saludable de mijo, fresas y manzana

Ingredientes

  • Mijo en grano
  • Leche de almendra
  • Melaza de arroz
  • Puré de almendra
  • Concentrado de manzana
  • Agar-agar en copos
  • Zumo de manzana o pera
  • Fruta fresca: Fresas y 5 o 6 manzanas
  • Una base de pizza de harina de espelta  o sin gluten si eres celíaco
  • Un aro ajustable para elaborar tartas o de la misma medida que la base de pizza

Algunos de los productos los encontrarás sin problemas en cualquier herbolario.

Ingredientes bio para elaborar la tarta de mijo, fresas y manzana
Ingredientes bio para elaborar la tarta de mijo, fresas y manzana

Elaboración

  1. Coge una taza de café con leche o similar y llénalo a ras del borde del mijo en grano, lávalo. Ponlo en un cazo para hervir, añade una taza y media de agua. La taza es una referencia, si has cogido un vaso para medir el mijo tendrás que coger el mismo vaso y añadirás vaso y medio de agua. Pon a hervir el mijo a fuego lento 30 minutos y tapa la olla. Si es vitro pondrás el fuego al 2. Es muy importante que esté tapado todo el tiempo.
  2. Mientras se cuece el mijo prepararemos la compota de manzana. Lava las manzanas, pélalas y córtalas a trozos de 2 o 3 cm, ponlas en un cazo a hervir con un dedo de zumo de manzana o agua y dos cucharadas soperas de melaza de arroz. Tapa la olla y también a fuego lento déjalas unos 30 o 45 minutos según te guste más o menos hecha la manzana.
  3. Prepararemos la base de la tarta de fresas y manzana. Os propongo prepararla con una base de pizza para que sea más rápida la elaboración del postre pero se puede hacer de harina de espelta, que otro día os contaré, o con harina sin gluten si eres celíaco.
    Coge una taza de café y llénala de zumo de manzana, ponlo a calentar en un cazo, añádele una cuchara de postre de concentrado de manzana y tres de melaza. Cuando la melaza se derrita empapa bien la base de la pizza con éste zumo. Puedes utilizar una cucharita. La base de pizza debe estar bien empapada de lo contrario, al comernos la tarta estará seca la masa y no nos gustará porque le quitará protagonismo a la crema de mijo y a la fruta, y esto no debe pasar.
  4. Pasados los 30 minutos, el mijo ya estará cocinado. Es el momento de triturarlo, lo ideal es con la Termomix o similar, un robot de cocina o batidora americana. Nunca lo he probado con una batidora tradicional, pero puede que quede bien. Añadimos para triturar el mijo, de la misma medida que hemos utilizado para coger la cantidad del cereal, dos tazas y media en este caso, de leche de almendra, dos cucharadas de postre colmadas de puré de almendras y tres cucharadas soperas colmadas de melaza de arroz y lo trituraremos todo hasta conseguir el aspecto de una crema pastelera sin grumos.
  5. Cogemos la base de pizza y la ponemos en un plato llamo sin bordes, le pondremos alrededor el aro para elaborar tartas. Vertimos la crema de mijo dentro del aro. Nos hace de base la pizza y no se desparramará la crema. Dejamos enfriar la crema para la tarta de fresas y manzana, y cuando esté a temperatura ambiente, pondremos los trocitos de manzana cubriendo la crema de mijo. Lavamos las fresas y las cortamos por la mitad en dos piezas, cubriremos la base de manzana con las fresas.
  6. Para finalizar prepararemos la gelatina de pera. Pondremos a calentar  el zumo de pera en un cazo, la medida: dos tazas de café hasta el borde. Añadimos dos cucharaditas de café (no de postre) de Agar-agar al zumo de pera y removeremos hasta que se deshagan los copos. Necesitaremos unos 10 minutos. Una vez pasado el tiempo vertimos el zumo por encima de las fresas, podemos cubrirlas o no, al gusto. El frío hará que el zumo se transforme en gelatina, también puede elaborarse con  zumo de manzana. A mi me gusta que sea de pera u otra fruta que no hayamos elegido para la tarta por el contraste de sabores. Estos tres quedan muy bien. Pondremos la tarta en la nevera, por lo menos medio día, para que la crema de mijo se haga más consistente y no se desparrame al quitar el aro que la sujeta. Yo suelo comerla al día siguiente o por la noche si la preparo por la mañana. Si al quitar el aro vemos que ha quedado consistente la crema de mijo pondremos menos líquido al triturarla, en este caso, menos leche de almendra, restaremos la media taza de las dos y media que hemos añadido.

¿A qué estas esperando para preparar esta apetitosa tarta de fresas y manzana? ve al herbolario y hazte con los ingredientes, alucinarán tus amigos si llevas éste postre macrobiótico a la cena a la que te han invitado, y además podrán degustarlo hasta los que están a régimen. ¡Todo un regalo para ellos!

Tarta de mijo, fresas y manzana
Tarta de mijo, fresas y manzana
Porción de tarta de mijo, fresas y manzana
Porción de tarta de mijo, fresas y manzana

“Con el espíritu sucede lo mismo que con el estómago: sólo puede confiársele aquello que pueda digerir”. Winston Churchill

Bye bye Amores!!!!

Pictures by Vicen Fernández.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*