Di adiós a la retención de líquidos este verano

Di adiós a la retención de líquidos este verano

Si ya has puesto en marcha la “Operación Biquini” para estar perfecta éste verano, no olvides que con el calor, las comidas a deshoras y las cenas copiosas en vacaciones, provocan que la retención de líquidos se manifieste rápidamente. Esta incómoda tendencia de nuestro organismo a almacenar líquidos es un mecanismo de defensa que nuestro cuerpo realiza al detectar un nivel bajo de líquidos, por no haber ingerido los suficientes o por una dieta alta en sodio. Además el estrés, una mala circulación, los desajustes hormonales y una vida sedentaria provocan que nuestro cuerpo acumule hasta 2 kilos de más debido a ésta desagradable tendencia.

Si eres de las que te levantas con los párpados y los labios hinchados, te cuesta quitarte los anillos de las manos y los tobillos los tienes más gruesos, debes saber que estas sufriendo una retención de líquidos en toda regla. Para solucionarlo, no sufras, pon en práctica estos consejos y olvídate de sentirte hinchada estas vacaciones:

1. Una dieta baja en sal

Olvídate de los embutidos, salazones, aderezos, salsas, snacks, quesos, especialmente el roquefort. También el azúcar tiene un efecto semejante al sodio y puede favorecer la retención de líquidos. Así que olvídate del azúcar éste verano.

2. Agua baja en sodio.

Bebe 2,5 litros de agua lo más diurética posible, que sea baja en sodio. El alcohol  favorece que nuestro cuerpo retenga líquidos, así que ya sabes, una copita de vino únicamente si no quieres ganar esos 2 kilos de más.

3. Consume potasio

Los alimentos ricos en potasio contrarrestan el efecto del sodio en el organismo. Toma plátanos, legumbres, frutas y vegetales frescos en general.

4. Aumenta la actividad física

Muévete y favorece a tener una óptima circulación sanguínea. Evita estar sentada o de pie muchas horas. Practicar deporte, andar una hora o bailar te ayudará a conseguirlo y demás quemarás algunas calorías, no hay excusas que valgan.

5. Drenaje linfático.

Si padeces de mala circulación te ayudarán los tratamientos específicos  que se realizan en los centros de belleza para  prevenir, evitar y revocar éste problema. Los más demandados, el drenaje linfático manual y la presoterapia.

6. Toma diuréticos naturales.

Existen plantas y verduras con una potente acción diurética que te ayudaran a mejorar la circulación y a eliminar líquidos como las infusiones, el perejil, el jengibre, el apio o la cebolla.

7. Duchas frías

Los baños de inmersión en agua muy fría favorece la circulación al ser vasoconstrictora, así que muchas duchas de agua fría, y al finalizar un buen chorro de vinagre de manzana en las piernas, al ser rico en potasio hace que disminuya el edema.

Si estás tomando algunos medicamentos como anticonceptivos, ansiolíticos, antidepresivos o corticoides no te estreses,  sabrás que suelen tener efectos secundarios como la retención de líquidos. Si es tu caso, no te preocupes puedes utilizar las medias de compresión que estimularán la circulación sanguínea y te ayudarán a disimular esos kilitos y en cuanto termines la medicación, adiós hinchazón!

Artículo publicado en la revista Urban. Puedes conseguirla gratis cada viernes con el periódico Levante-EMV.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*